Comer carne durante el embarazo

//Comer carne durante el embarazo

Comer carne durante el embarazo

Cuando una mujer conoce la noticia de su embarazo, suelen asaltarle muchas dudas. Entre ellas, surgen muchas dudas sobre si puede comer carne durante el embarazo, qué tipos, etc. Hoy en Carnicerías Valles Verdes resolvemos algunas de las inquietudes de la alimentación de las mujeres embarazadas.

Seguir una alimentación variada

Durante toda la vida es necesario cuidar la alimentación, tomando alimentos y nutrientes de todos los grupos. Esto cobra mayor relevancia todavía durante el embarazo.

Por eso, al contrario de muchas creencias populares, no se debe dejar de lado el consumo de carne. Es un alimento fundamental que aporta nutrientes esenciales para el correcto desarrollo del proceso.

Beneficios de comer carne durante el embarazo

La carne aporta muchos nutrientes esenciales para la madre y el bebé durante esta etapa. Entre ellos, destacan dos fundamentales: las proteínas y el hierro.

Las proteínas contribuyen al desarrollo del feto, ayudando a generar nuevos tejidos y evitando el cansancio en la madre. Además, las proteínas de la carne son fácilmente asimilables por nuestro organismo, estando más aconsejadas que las de origen vegetal.

Por su parte, el hierro evita la anemia ferropénica, que entre otros síntomas produce debilidad y falta de fuerza en la madre. Mantener un buen nivel de hierro en el organismo fortalece el sistema inmunológico, mejorando la resistencia frente a las enfermedades.

Para favorecer la absorción del hierro se aconseja tomarla con vitamina C.

Comer carne durante el embarazo: ¿cuáles elegir?

Cada tipo de carne tiene unas propiedades. El verdadero secreto es comer carnes de forma variada.

Carne de pollo

Es una de las preferidas durante el embarazo. Contiene buena cantidad de proteínas y muy pocas grasas. Por otra parte, aporta ácido fólico, necesario para prevenir la espina bífida y hierro.

Además, es una carne muy versátil que se puede preparar de muchas maneras.

Carne de pavo

Similar a la del pollo, aporta mucho hierro pero pocas calorías y grasas.

Carne de cerdo

Esta suele ser más polémica, porque la gran mayoría de cortes contienen mucha grasa. Sin embargo, un acierto seguro será decantarse por los cortes más magros.

Es una carne con buen contenido proteico y de vitaminas del grupo B.

Carne de vacuno

Las carnes rojas son muy ricas en proteínas y vitaminas. Además, aportan una buena cantidad de hierro y otros minerales esenciales.

Sin abusar de ellas, se pueden preparar buenos platos con cortes magros.

Consejos para comer carne durante el embarazo

Para tomar carne de manera segura durante el embarazo, hemos de tener en cuenta unas pocas premisas:

  • Cocinar bien la carne: la carne cruda o poco hecha puede contener bacterias nocivas.
  • Evitar añadir grasas extras añadiendo salsas o complementos con muchas calorías. Lo mejor es optar por cocinados a la plancha y acompañarla por ensaladas o verduras.
  • No tomar embutidos ni salazones durante el embarazo. Estos alimentos no han sido cocinados y pueden provocar toxoplasmosis, que puede derivar en malformaciones en el bebé.
  • Mantener la cadena de frío y conservar adecuadamente las carnes. Esto es primordial para evitar contaminaciones o que la carne se eche a perder.

Como veis, durante el embarazo se puede tomar casi todo tipo de carnes, siempre que estén bien cocinadas. El truco está en la variedad y en no abusar de los cortes grasos.

Nosotros de ofrecemos las mejores carnes en Carnicerías Valles Verdes. Podrás encontrarnos en Moratalaz y Mercado Chamberí. Comprando en tu carnicería de confianza, te estarás cuidando.

Deja un comentario